«¿Cristiano a la Juve? Nos seduce, pero una cosa es soñar y el aficionado tiene todo el derecho de hacerlo, pero otra cosa es comprarlo. La realidad es que es imposible cerrar esa operación. Para nosotros o para cualquier otro club italiano se trataría de tener costes fuera de los parámetros y un riesgo comercial muy alto. Estas son operaciones que se deben realizar antes de que los jugadores se conviertan en campeones».

Estas declaraciones corresponden a Beppe Marotta, director general de la Juventus de Turín, quien ha hablado para La Gazzetta dello Sport sobre el delantero del Real Madrid. También se le ha cuestionado sobre Paulo Dybala, al que ha cerrado las puertas de salida, y sobre Emre Can, centrocampista del Liverpool al que colocan cerca de su equipo.

«Es un gran jugador y el hecho de que en junio llegaría gratis es una gran oportunidad para la Juve. Sin embargo, todavía no hay nada hecho. Hemos establecido contactos que se intensificarán en las próximas semanas, pero no llegará en enero. Seguro que nos vendría muy bien para el centro del campo y vamos a tratar de hacer todo lo posible para conseguirlo», afirmó el dirigente.