Leicester City 2 – 0 Arsenal

Uno de los partidos más atractivos de la jornada en la Premier League, sin contar el plato fuerte del menú (duelo entre Liverpool y Manchester City en Anfield), iba a medir las fuerzas de Leicester City y Arsenal en el King Power Stadium. La escuadra gunner está afrontando serias dificultades a nivel defensivo, tendencia que viene siendo habitual desde hace varias campañas. Además, la tesitura en el ámbito interno tampoco es la más idílica, puesto que Granit Xhaka ha sido apartado del XI titular y, para más información, ha perdido el brazalete de capitán por lo sucedido hace unos partidos en Londres frente al Crystal Palace.

Hay que precisar que Unai Emery, técnico del Arsenal, se encuentra en entredicho con motivo de los resultados negativos que está cosechando el club del Emirates Stadium a lo largo de las semanas más recientes tanto en Reino Unido como en la Europa League. Jamie Vardy, sempiterno goleador del Leicester desde la proeza en el curso 2015-2016 para la consecución del título con Claudio Ranieri, puso por delante al equipo local superado el ecuador del segundo acto (1 – 0). Poco después, James Maddison, la nueva perla y joya de la corona de los de Brendan Rodgers, dejaría el envite visto para sentencia con el definitivo 2 – 0, por lo que Emery y los londinenses quedan realmente tocados antes del parón por selecciones.