Manchester United 1 – 1 Everton

El Manchester United ha avanzado a los dieciseisavos de final de la Europa League, fase de la competición en la que podría verse las caras con el Getafe de Pepe Bordalás, un conjunto que, al menos por ahora, se ha situado en puestos de Liga de Campeones. Los ’Diablos Rojos’ están experimentando serias dificultades en la Premier League, pese a haber sido el único equipo capaz de arrebatar puntos a estas alturas de la presente campaña a un Liverpool que vuela alto hacia el título. Igualmente, el Everton, donde Marco Silva fue cesado tras la goleada encajada en Anfield, afrontaba el compromiso con la moral por las nubes al haber tumbado en Goodison Park al Chelsea.

Los Toffees se pondrían por delante superada la media hora de juego en Old Trafford, todo ello en una acción desafortunada para Victor Lindelöf. El sueco, que estuvo en la agenda del FC Barcelona a lo largo del pasado periodo estival de traspasos, se introdujo el esférico en el fondo de las mallas de su propia portería (0 – 1). El Manchester United llevó a cabo un auténtico acoso y derribo con el firme propósito, como mínimo, de salvar un punto delante de una parroquia que se empezaba a impacientar por la intermitencia de los suyos. Mason Greenwood, una de las nuevas joyas de los locales, desataría la euforia en el feudo de las tropas de Ole Gunnar Solskjaer para firmar el que, a la postre, sería el definitivo 1 – 1.