La oportunidad le ha llegado al PSG, quien valora incorporar al centrocampista francés a sus filas y establecerlo como uno de los nuevos pilares de su proyecto. Si ya Mino Raiola dejó caer al conjunto parisino la opción de cara al próximo verano, estos habrían respondido aformativamente ante la posibilidad de que este recale en París, según recoge ESPN.

El acuerdo entre Paul Pogba y club no parece que sería un gran problema al que hacer frente pero, sin embargo, la solicitud de 103 M€ del Manchester United podría frenar la operación, atendiendo al marco económico que podría atrapar al PSG y que establece dudas respecto a realizar otro gran desembolso como en la pasada ventana de traspaso estival.