Anoche veíamos cómo Adrien Rabiot rompía su silencio tras varios meses sin hablar desde que fuera apartado en el PSG por negarse a renovar su contrato. Y paralelamente se conocía que el conjunto francés ha decidido castigar de nuevo al jugador hasta el 27 de marzo, suspendiéndolo de empleo y sueldo.

Indica hoy Le Parisien que el futbolista francés acumula ya nada menos que 100.000 € entre las diferentes multas y sanciones que ha recibido en estos meses. Y le quedan todavía más de tres para dejar definitivamente este club con el que sin duda alguna la cosa acabará mal.