«La única persona que puede legítimamente gestionar mis intereses deportivos es Mino Raiola». En la tarde ayer, el centrocampista Marco Verratti aprovechó su cuenta de Instagram para confirmar que rompe su relación con Donato di Campli y cede la gestión de su carrera al controvertido y mediático Mino Raiola.

Aunque este cambio de agente podría entenderse como una maniobra del jugador para tratar de forzar su desembarco en el FC Barcelona, lo cierto es que lo primero que ha hecho su nuevo representante es, según L’Equipe, ponerse en contacto con el París-Saint Germain, para tratar de gestionar la renovación de su compromiso.