En 2013, Neymar abandonó la disciplina del Santos para incorporarse al FC Barcelona e iniciar su periplo por tierras europeas. Aunque aún tiene 27 años y un todavía largo camino por recorrer en el viejo continente, el actual jugador del París Saint-Germain ha reconocido en estas últimas horas que confía en volver a Brasil antes de colgar las botas.

«Tengo un gran amor por el Santos que es inexplicable. Cuando regrese a Brasil, estoy seguro de que volveré a jugar con el Santos», espetó el atacante canarinho durante una conversación con Fox Sports.