Pocos son los que dudan del adiós de Unai Emery al banquillo del Paris Saint Germain a final de temporada. Después de una temporada complicada y marcada por el fracaso en Liga de Campeones, el técnico de Hondarribia tiene las maletas preparadas dada la nula confianza que se mantiene en él desde el club.

Sin embargo, el entrenador ha encontrado un aliado en su plantilla. Se trata del internacional brasileño Thiago Silva, veterano central de 33 años que ha señalado en Téléfoot de TF1 que «No sabemos qué pasará, leemos muchas cosas sobre el futuro de nuestro entrenador, que ha sido siempre muy profesional. Personalmente quiero que se quede. Soy su capitán. Incluso si pensara lo contrario lo respaldaría públicamente, no quiero que se vaya. Siempre soy muy honesto en mis juicios».