«No he pensado en mi futuro ni un segundo. Estas cosas son para el final de temporada. Debemos volver a hacer un buen partido en casa, donde nos sentimos más cómodos. Nos estamos lamentando mucho de una campaña muy pobre. Deseo que las cosas no se repitan porque ha sido un año triste. Ya no nos vale esta temporada aunque ganemos partidos. No nos vale haber ganado a los grandes. Esperamos que la campaña que viene sea mucho más feliz, regular y compensada».

Así ha hablado en rueda de prensa Quique Sánchez Flores, entrenador del Espanyol, ya que ha sido cuestionado por su futuro y su continuidad en el cuadro perico. El preparador ha respondido de este modo a las cuestiones acerca de las últimas dudas que ha generado su futuro en la entidad catalana.