Según Las Provincias, el todavía técnico de la Unión Deportiva Las Palmas, Quique Setién, se habría puesto en contacto con el Valencia para preguntarle por el cuerpo técnico con el que cuenta el actual entrenador, siempre ligado al banquillo, Voro.

Setién habría recibido referencias acerca del segundo de Voro, Chema Sanz, y de su preparador físico, Juan Monar, para valorar si podría incluirlos en su equipo de trabajo, de cara a la próxima temporada en Mestalla. El entrenador cántabro se incorporaría a la entidad che tras la finalización de su vínculo con el club canario en junio, tras haber recibido buenas opiniones en su consulta y solo trayendo de su mano a dos hombres, Eder Sarabia, hijo del mítico futbolista del Athletic Club Manu Sarabia, quien del que se entiende que es su mano derecha, y también de Fran Soto, otro de sus hombres de confianza, que ya se lo llevó a la isla para ayudarle en la parcela de preparación física.