La temporada no está siendo buena para Rafinha, que pese a partir como titular en la Supercopa de España en agosto solamente jugó el partido de Liga en Anoeta, donde no rindió a un buen nivel. El brasileño tiene un rol secundario en el FC Barcelona y es un firme candidato a cambiar de aires.

Ahora a sus 25 años el centrocampista se mantiene en el punto de mira del Inter de Milán, club que desea incorporarlo a sus filas de nuevo en enero, como la temporada pasada. Así lo atestigua CalcioMercato.it, si bien la negativa de los italianos a comprarlo en verano podría dificultar la operación.