El actual técnico del Nantes, Claudio Ranieri, ha dejado entrever que meditaría tomar las riendas de la Selección Italiana si desde la Federación le pidieran tomar el cargo: «Si me llamasen me lo pensaría, pero es un asunto que no solo depende de mí porque tengo contrato con el Nantes».

La debacle de la Azurra ha causado una reacción en cadena con la salida del presidente de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), Carlo Tavecchio, y del hasta ahora seleccionador, Gianpiero Ventura. Se busca una nueva dirección que guíe a Italia y la haga recuperar la grandeza que tuvo en el pasado. Para Ranieri «lo importante es hacer las cosas bien, tener un buen proyecto, porque la selección italiana ha tocado fondo».