Si el técnico italiano dejaba abierta la puerta ante la posibilidad de hacerse cargo de la Selección Italiana de Fútbol si esta se lo pidiera, ahora ha sido el Nantes el que ha salido a coalición para poner su granito y dejar caer que no pondría ningún tipo de inconveniente en que su técnico se marchara para lograr el nuevo objetivo. Así lo confirmó Waldemar Kita en declaraciones a L’Equipe: «Dirigir a la selección de su país es el sueño de muchísimos entrenadores y yo no voy a cortar la carrera de nadie. Llegado el momento, que por ahora no es el caso, nos adaptaríamos».

Por ahora Claudio Ranieri no ha recibido ninguna propuesta desde Italia, donde la Federación Italiana de Fútbol ha preferido colocar al frente a un sustituto temporal para los encuentros amistoso que tendrán lugar durante el próximo mes en vez de anunciar el nuevo gerente del combinado nacional. Una decisión que podría alargarse en el tiempo hasta la cercanía de verano, donde se resolverá la situación contractual de varios de los técnicos que podrían interesar a ocupar el cargo.