El delantero se encuentra cedido en el Rayo Vallecano por parte del Real Madrid, y allí se encuentra compitiendo tanto por el ascenso con su club como por ser el pichichi de Segunda División. Con un contrato que expira en junio de 2019 con el conjunto blanco, este clama por una oportunidad en la plantilla merengue.

«Ahora me veo como un jugador de Primera, totalmente. Me siento capacitado tanto en lo deportivo como en lo personal [...] Si soy sincero, todas las noches me duermo pensando poder ser jugador del Real Madrid y poder jugar con cualquier jugador de esa plantilla al lado. Es un sueño», reconoció a EFE. Raúl de Tomás ha experimentado un gran crecimiento en las filas rayistas y se presenta candidato a ocupar un lugar en el primero equipo del Real Madrid. ¿Podrá ser este el ’nuevo Morata’ que necesitan los blancos?