El Rayo Vallecano, que el domingo arrancaba la Liga con derrota ante el Sevilla (1-4), tiene trabajo por hacer en estos diez días que quedan de mercado de fichajes. Míchel pedía en rueda de prensa tras ese partido 5 ó 6 refuerzos y según medios como As es en esto en lo que trabaja el cuadro franjirrojo.

Se pretenden reforzar todas las líneas, comenzando por la portería, donde gusta Andriy Lunin, como adelantara Fichajes.com. Emiliano Armenteros sigue además esperando su regreso, y para la medular sigue la opción de Ramón Azeez, del Lugo, sobre la mesa.

En ataque, Álvaro García, del Cádiz, es el gran deseado para el extremo, como ya se conoce desde hace unos días. Y en la delantera hacen falta refuerzos, de modo que Raúl De Tomás sigue siendo el preferido para su vuelta si abandona el Real Madrid. Unión Rayo pone ahora en el punto de mira de los madrileños a Paco Alcácer, que quiere salir del FC Barcelona, pero es un objetivo complejo porque tiene un alto salario.