En su primera comparecencia como nuevo técnico del Rayo Vallecano, el cordobés Paco Jémez ha asegurado que regresa al cuadro franjirrojo con una enorme ilusión y con la esperanza de evitar el descenso. En la actualidad, el conjunto de la Avenida de la Albufera ocupa el penúltimo puesto de la tabla a seis puntos de la salvación.

«Para mí es volver a vivir una situación muy agradable. He sido jugador y entrenador. Me vienen muy buenos recuerdos. Cuando me marché sabía que podíamos volver. No sabía cuándo. Mi familia y yo estamos muy contentos de estar en este club y en este barrio (...) Hay margen para mantener la categoría y para trabajar. Vengo con la mayor ilusión del mundo. Mi etapa anterior fue muy positiva, pero se me quedó el resquemor de que se podían haber seguido haciendo cosas cuando descendí. Marcharme fue una de las peores decisiones que he tomado en mi vida», aseveró.

Igualmente, el preparador se ha defendido de quienes critican su particular estilo de juego tendente a asumir más riesgos de los necesarios. «Haciendo esas cosas hemos conseguido los mejores números de la historia del Rayo en Primera. Puede haber gente a la que le guste y gente a la que no, pero los números son los mejores. Ahora contamos con que partimos en desventaja por el tiempo. Si me han traído aquí es porque entiendo que confían en mí. Si de aquí a final de temporada empatamos seis partidos no nos vale, nos vamos a Segunda. Necesitamos ganar partidos y para ganar hay que ser valientes. Además de ser lo que quiere su entrenador es lo único que nos vale», explicó.