En el Espanyol ya están trabajando de cara a la temporada que viene, sobre todo en el ámbito de las salidas. Los primeros en marcharse han sido Mamadou Sylla y José Antonio Reyes, fichado por el Gante y con contrato finalizado respectivamente, pero es solo el principio de lo que parece una salida masiva para hacer hueco entre las 24 fichas que tiene el primer equipo.

Según apunta el diario As, no se renovará a Víctor Álvarez y Salva Sevilla que acaban contrato, y se buscará salida a varios jugadores con contrato en vigor. Roberto Jiménez pondrá seguramente rumbo al Málaga cuando se confirme el fichaje definitivo de Diego López, al que sustituirá Gorka Iraizoz. Papa Diop y Rubén Duarte parece inminente que se marcharán, sin un destino determinado todavía y se espera obtener prima por los traspasos de Felipe Caicedo y Álvaro Vázquez.

El Espanyol no cuenta con Pau López, Rober Correa, Paco Montañés ni Adrià Dalmau para la próxima temporada. Jairo Morillás completará la lista de descartes pero lo hará en enero, cuando esté totalmente recuperado de su lesión en el tendón de Aquiles y haya vuelto a coger ritmo competitivo.