El Real Betis de Quique Setién está sacando pecho este mes donde está haciendo gala de una nueva apuesta. El mercado invernal se cerró con la única llegada de Marc Batra y el regreso, puesto que estaba cedido, de Rubén Castro. Con el técnico cántabro clamando por más opciones para su plantilla, este se vio obligado a tirar de la cantera para solventar las carencias que creía tener esta, en una decisión que de momento le ha supuesto un gran acierto.

A la estabilidad que está ofreciendo Fabián Ruíz desde el inicio de temporada, se le ha sumado la irrupción de un goleador nato como Loren Morón y, más recientemente aún, del lateral zurdo dominicano Júnior Firpo, que disfrutó de sus primeros 90 minutos en Primera División y aportó la asistencia que daba el triunfo frente al Deportivo de La Coruña. Frutos para creer. Frutos para creer que el Real Betis tiene fondo de armario en casa con el que apostar en su despegue.