Las llegadas de Dani Giménez y Jorge Casado, unidas a las inminentes de Dani Pacheco y Saúl Berjón, tienen más que contento a Julio Velázquez. Tanto es así, que el nuevo técnico bético ha dado casi por cerrada la plantilla. El único flanco débil que todavía se aprecia, se encuentra en el centro de la defensa. Esto es algo que sabe el ex-entrenador del Murcia, y por ello ha pedido dos nuevos centrales para terminar de cerrar la plantilla, de acuerdo a una información Diario Sevilla.

Hay que tener en cuenta que todo depende de como funcione la operación salida. El club pretende las salidas de Paulao y de Perquis, mientras que Juanfran pretende la suya propia. En caso de que se diesen las dos primeras, el conjunto sevillano aceleraría la contratación de dos nuevos defensores.

El caso del carrilero madrileño es muy diferente. Es él quien se quiere ir, y el es el equipo andaluz el que está esperando a la oferta adecuada. Al interés de Génova, Middlesbrough y Valencia, ahora se ha unido el Hellas Verona, según cuenta el ABC de Sevilla. Aún no hay nada decidido, pero la marcha del ex del Castilla, es un hecho.