Aunque la derrota ante el vecino y eterno rival, el Sevilla, deja al Real Betis apenas un puesto por encima de la zona de descenso, el técnico verdiblanco Rubi sigue sin temer por su puesto. «Yo estoy convencido, y convencido también de que el equipo va a acabar en la clasificación donde se merece. A día de hoy no lo estoy consiguiendo, pero los dirigentes valoran el trabajo aunque en los partidos no estamos teniendo ese pelín de fortuna», aseguró.

De hecho, al término del derbi, el preparador no dudó en valorar el buen trabajo que, a su juicio, viene realizando su escuadra. «He visto un buen Betis, que ha competido muy bien contra otro muy buen equipo. El equipo está mucho mejor que hace unas semanas. Otra cosa es que hoy estemos muy disgustados por la ilusión que teníamos que darle a la afición lo que se merece. La clasificación no es la que nos gusta, pero hay tiempo para recuperar posiciones, se va a conseguir desde el compromiso y el trabajo de los jugadores», aseveró.