Después de brillar con luz propia en las categorías inferiores del FC Barcelona, además de en Sporting de Gijón y Real Betis, Tonny Sanabria no termina de reencontrarse con su mejor versión a causa de los problemas físicos que está padeciendo. El ariete se encuentra cedido en las filas del Génova por la entidad de Heliópolis, si bien es cierto que no está rindiendo a gran nivel en la Serie A. Por tanto, el paraguayo podría regresar al sur de nuestro país a lo largo del mes de junio del próximo año.

Atendiendo a una información que maneja ElDesmarque, Sanabria, de 23 años, acordó un préstamo con el Génova de 18 meses de duración. De hecho, el cuadro encabezado por Thiago Motta tiene una opción de compra cercana a los 25 M€, una cláusula de carácter obligatorio en caso de hacerse efectivos diversos requisitos. No obstante, es una posibilidad bastante descabellada, dado que tendría que ver portería hasta en 9 ocasiones durante 6 meses o anotar la friolera de 18 tantos en el cómputo global de 2019. Es decir, transformar 15 dianas en mes y medio, unas cifras que se antojan inverosímiles. Hay que precisar que su vinculación con el Betis fue ampliada antes de poner rumbo a Italia, en concreto hasta 2022.