Antes de comenzar a cerrar los movimientos con los que el Real Betis pretende configurar su plantilla para la próxima campaña, sus dirigentes quieren tener tiempo para cerrar otras tareas. «Dentro de 10 ó 15 días podremos tener algo. De momento no hay ningún precontrato firmado con nadie y hasta que no se firme nada no se puede hablar de jugadores atados», aseguró Vlada Stosic en declaraciones que recoge Estadio Deportivo.

El cuadro verdiblanco quiere definir antes la situación de jugadores como Mario, que según el Diario de Sevilla ha manifestado su voluntad de seguir, o Iriney, que tiene pocas opciones de quedarse. Nélson sí cuenta con más posibilidades, porque el Benfica no tiene interés en repatriarlo.