Con el cambio de entrenador en el Inter de Milán se producen algunas discrepancias en cuanto a jugadores que fueron fichados por petición de Roberto Mancini y ahora Frank De Boer no los considera dentro de su proyecto.

Es el caso del defensa turco Caner Erkin, que fue el primer fichaje del club italiano para la temporada 2016/2017 y podría salir antes de que finalice el mercado de traspasos. Llegó del Fenerbahçe y después de no convencer al técnico holandés le buscan salida. Según apunta Sportitalia, el Génova y el Real Betis tantean su posible incorporación.