Cuando aspiras a ganarlo todo, hay dos cosas que se antojan necesarias. Encontrar un equipo titular y ser capaz de rotar sin desequilibrarlo. Con seis competiciones desde que comenzó la temporada, el cansancio a final de temporada está asegurado, por lo que todos los jugadores deben descansar para llegar en las mejores condiciones posibles.

Carlo Ancelotti ha sido capaz de encontrar un once base, aunque en realidad está formado por trece futbolistas, incluyendo a Isco y a Varane. Ahora, el reto del técnico del Real Madrid es ser capaz de dar descanso a todos los titulares de manera paulatina. Según cuenta el Diario Marca, ya lo tiene decidido. Este año no será materia exclusiva para Isco, si no que rotaran todos. James, Bale e incluso Cristiano. Más dudas hay en el medio del campo, ya que el transalpino no confía en los recambios de Kroos y Modric.