Autor de un auténtico golazo que significaba el 3-1 en el marcador, el centrocampista brasileño del Real Madrid, Casemiro ha respondido a los micrófonos de BeIN Sports las distintas cuestiones relacionados con el encuentro que ha enfrentado a los blancos frente al Nápoles. Así, el canarinho reconoció que «Salimos fuertes y nuestra afición nos ha apoyado mucho».

De cualquier modo, y pese a la victoria, Casemiro no quiso dar la eliminatoria por sentenciada y fue claro al reconocer que «Aún queda mucho, son peligrosos y hay que tener seriedad para la vuelta». Por último, a la hora de hablar de su tanto, el futbolista apuntó que «Es algo que entreno mucho todos los días y especialmente yo, ya que el míster me pide que tenga llegada».