Al término del choque ante el APOEL, saldado con un contundente 0-6, el portugués Cristiano Ronaldo pasó como un rayo por zona mixta y sólo envió un claro y contundente mensaje contra los medios de comunicación allí presentes. «Digo algo y el día después hay otra cosa escrita que no he dicho, ¿cómo voy a hablar?», espetó.

De esta forma, el atacante se rebelaba contra aquellos que, a su juicio, habían malinterpretado unas manifestaciones precedentes en las que asegura que la actual plantilla del Real Madrid «tiene menos experiencia que la del año pasado» y que en días posteriores fueron replicadas por su compañero Sergio Ramos. «No estoy de acuerdo con Cristiano en que la plantilla es menos fuerte; es ventajista», espetó el de Camas.