El Paris Saint-Germain se interesó en su momento por el actual delantero del Real Madrid, Karim Benzema (31 años). El ariete francés servía al club parisino como cebo para terminar tentando a su objetivo inicial: Cristiano Ronaldo (34 años). Fue en el año 2015, cuando Benzema no era tan importante en el club blanco. Según Le Parisien, el PSG quería agrandar sus cifras goleadoras; lo veían factible si el portugués terminaba aterrizando en el Parque de los Príncipes.

La intención era tentar a Cristiano Ronaldo para que abandonase el club madridista, estando su compañero en otro equipo. La sociedad Benzema-Cristiano, era justo lo que quería el PSG en plantilla. Tras la marcha de Zlatan Ibrahimovic era lo ideal, pensando en el fugaz sueño anual que el club de Francia anhela con la Champions League. Sin embargo, las negociaciones no llegaron a materializarse en forma de contrato y un año más tarde conseguirían ese fichaje mediático que tanto ansiaban: Neymar, al que pronto le acompañaría Kylian Mbappé.