Parecía cuestión de tiempo que está situación llegara y le confirmara como el sucesor de Alberto Lopo en un puesto para nada codiciado, más si cabe para el club que pertenece, en este caso el Real Madrid. Finalmente, el dato se ha confirmado y como recoge Estadio Deportivo, Sergio Ramos ha igualado al central catalán como el jugador que más amonestaciones ha recibido en Primera División tras recibir la última, una tarjeta amarilla, en el choque frente al Real Betis.

Un nuevo récord negativo para el central andaluz que ya ostenta el de futbolista con más expulsiones en LaLiga con 19, y que compromete la agresividad defensiva con la que arropa la zaga del Real Madrid, siendo constantemente castigada. Un acto que tiene de raíz las reiteradas acciones que realiza con los brazos y que le repercuta con este gran lastre a sus espaldas.