Roberto Carlos ha concedido una entrevista a Vitor Baía, mítico portero del Barcelona, para el Canal 11 de Portugal. En ella ha recordado su pasado como jugador del Real Madrid. Por encima de todo destaca el ambiente de equipo y la buena relación con Vicente del Bosque: «El ambiente en el vestuario, el ambiente en el hotel, había ambiente de vestuario de verdad. Lo echo de menos. Vicente era más un amigo. Nos entendía perfectamente. Los entrenamientos de lunes y a veces los martes eran a las 17.00 de la tarde. No los ponía a las 11.00 de la mañana porque casi nadie llegaba», confesó.

No todo fue color de rosas. La etapa de Camacho como técnico madridista dejó algún que otro bache con respecto a la plantilla por el camino: «No había la misma conexión con Camacho, que llegó adelantando los entrenamientos a las 7.00 de la mañana. Teníamos la costumbre de llegar y, antes de la cena, tomar nuestra cerveza y nuestro vino. Encima de la mesa siempre había dos botellas de vino. Ronaldo y yo le dijimos: profesor, la gente aquí tiene sus costumbres, lo vas a ver, pero intenta no cambiarlas. No quites las botellas de vino de la mesa y la cerveza antes de la cena porque si no vamos a tener problemas. ¿Qué hizo? Quitó primero las cervezas y luego las botellas de vino. Duró tres meses», declaró finalmente.