El Real Madrid anunciaba ayer el fichaje de Eder Militao, central del Oporto, que se ha convertido en el primer refuerzo del cuadro blanco de cara a la siguiente temporada. El central brasileño ocupará por tanto plaza de extracomunitario en el combinado de Chamartín, como previsiblemente hará Rodrygo.

Esto provocaría que la plantilla tenga cuatro jugadores con ficha de extracomunitario, por lo que sobraría un futbolista. A menos que, como indica el diario As, se consiga cerrar el pasaporte comunitario del uruguayo Fede Valverde, en lo que trabaja ya el club madridista.