El exarquero del Real Madrid, Iker Casillas, aprovechó la victoria del cuadro blanco ante el Sevilla para salir en defensa del técnico del equipo, el galo Zinedine Zidane, y lanzar un dardo a todos aquellos que habían cargado contra el preparador tras la derrota frente al París Saint-Germain.

«Zidane es lo más. Algunos, discutirán si tiene flor. No se hablará de un posible recambio en el banquillo. Ni que se hizo una mala gestión del club por apostar con gente veterana que podía estar saciada de éxitos. Tampoco de esos jóvenes que son el futuro inmediato. Mañana, ni mu», escribió el meta en su cuenta de Twitter.