En 2015 llegó Martin Odegaard como un bombazo de fichaje para el Real Madrid, pero el mediapunta noruego no termina de convencer del todo. Actualmente juega los partidos con el Castilla en la Segunda División B y aún no ha conseguido captar la atención de Zinedine Zidane para ser llamado con el primer equipo.

El futbolista de 17 años desea dar un salto de calidad, por lo que no quiere seguir en el filial blanco y menos si no consigue el ascenso a la Segunda División. Equipos como Real Betis, Celta de Vigo o Real Sociedad ya habrían solicitado una posible cesión para la próxima temporada según apunta Mundo Deportivo. El club madridista deberá decidir si lo ceden para que se acostumbre a las exigencias que tiene la Liga BBVA, con miras a un futuro en el primer equipo.