El Teatro del Châtelet, localizado en París, ha sido el escenario elegido para acoger la ceremonia del Balón de Oro, concedido por la prestigiosa revista France Football. Una gala en la que ha brillado con luz propia la figura de Lionel Messi, que ha conseguido su sexto galardón al imponerse a profesionales de la talla de Virgil van Dijk, Cristiano Ronaldo, Sadio Mané o Mohamed Salah. Claro protagonismo del Liverpool entre los máximos candidatos, como era de esperar tras la consecución de la Liga de Campeones.

Luka Modrić, vencedor en la edición del curso pasado, ha mostrado su respeto hacia Messi, además de haber entregado el premio al rosarino, en unas declaraciones de las que se ha hecho eco TMW: «Cuando no se gana, debemos estar aquí por respeto y para celebrar el fútbol. Yo estoy contento por estar aquí. Es una tradición, el vencedor del año anterior debe entregarlo al del siguiente. En otros deportes, sucede. ¿El Real Madrid? Estoy feliz por jugar en ni club. Estoy bien físicamente, que es lo único importante para demostrar mis cualidades. ¿El sexto Balón de Oro para Messi? Es impresionante, no parece real. Esto demuestra que se trata de uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Le he felicitado».