El Real Madrid acaba de ver cómo no ha prosperado su último recurso, presentado al Tribunal de Arbitraje Deportivo, para que se redujera la sanción a Cristiano Ronaldo. De manera que el portugués tendrá que cumplir los tres de los cinco partidos que le quedan a su escuadra, con los que fue sancionado.

El primero correspondió a la ida de la Supercopa de España, por la expulsión en el Camp Nou, mientras el segundo fue el del domingo en Riazor, siendo el primero de los cuarto de Liga que debe estar fuera del equipo.