Aunque acumula tres cesiones consecutivas, el joven mediapunta noruego Martin Odegaard (20 años) aún mantiene la esperanza de hacerse un hueco en la primera plantilla del Real Madrid. «Siempre tuve la idea de que me tendrían que ceder en otro país. Así que el objetivo principal es poder jugar gradualmente y demostrar que fue la elección correcta (:..) Si sucede en el verano o en tres años, de alguna manera no es tan importante. No me preocupo por eso. Me siento joven, me quedan muchos años y todavía faltan cinco o seis años para ver lo mejor de mi carrera», explicó.

Eso sí, durante la entrevista concedida a VG, el actual futbolista del Vitesse también reconoció que el camino está siendo más largo de lo que sin duda esperaba. «Cuando vas al Real Madrid siempre tienes grandes expectativas. Tenía la esperanza de haber logrado más oportunidades de las que tuve, no me voy a esconder. Es cierto que me costó tiempo conseguir esas oportunidades, tener un puesto, siempre he sabido que sería muy complicado», indicó.