Aunque en verano volvió a ser cedido -esta vez al Vitesse-, el mediapunta noruego Martin Odegaard no renuncia a su sueño de triunfar en el Real Madrid. «Tienes que ser modesto y tener tu objetivo en mente. ¿Cuántos jugadores de 19 años juegan en el primer equipo de Madrid? El camino es largo y estoy convencido de mí mismo. Trabaja duro, aprende más en cada juego y gana más minutos. Mi objetivo es claro: quiero jugar para el Real Madrid. Hago todo para eso. Mi contrato ya se ha renovado. Tomo eso como un signo de confianza. Vitesse no es ningún paso atrás, es un paso adelante hacia la cima», reconoció.

Durante su conversación con Voetbal International, el jugador también asumió que debe mejorar sus estadísticas para poder así ganarse el ansiado hueco en el combinado de Chamartín. «Estoy encontrando mi camino aquí. Recientemente, finalmente marqué. Contra Heracles. Con eso, se me quitó una carga de encima. Uno de mis objetivos es obtener mejores estadísticas en goles y asistencias. Entiendo mejor lo que este equipo quiere, lo que el entrenador quiere y disfruto al trabajar. Creo que he venido al lugar perfecto para dar el siguiente paso», añadió.