En el césped analizando la derrota de los suyos ante el Tottenham en Wembley, el central del Real Madrid, Nacho Fernández ha destacado ante los medios que ha sido un «Partido complicado. Han estado muy efectivos y cuando estábamos mejor metieron el segundo. Estoy cabreado, es un resultado muy malo».

Consultado sobre los problemas defensivos, el canterano reconoció que «Atrás estamos más expuestos con el cambio de esquema pero encajamos el segundo cuando mejor estábamos. Ese gol nos afecto mucho», si bien quiso dejar bien a las claras que «No ha habido un problema de actitud. Hoy no hay nada que echarle en cara al equipo. La actitud ha sido muy buena».

«Esto se arregla con trabajo. El Tottenham es un equipazo. Hay que levantar la cabeza. Somos el Real Madrid y con trabajo llegarán los resultados», terminó.