Cedido por el Real Madrid a sus 18 años en el Santos, club que lo ha formado, Rodrygo comienza a ser consciente de que le quedan pocos meses en Brasil. El joven delantero de 18 años ha dejado unas declaraciones en rueda de prensa, que comienzan ya a sonar a despedida de este club.

«Entiendo la parte de Sampaoli. Quiero ser titular, pero también sé que él quiere un equipo titular para todo el año. Pero mientras esté aquí seguiré dándole dolor de cabeza. Quiero aprovechar al máximo cada día que esté aquí. Cada vez queda menos tiempo. Voy a jugar la cuarta fase de la copa y espero estar bien y ayudar al equipo. Espero que después ganen el título y me manden mi medalla», afirmó el delantero.