Tras el choque que anoche midió a las selecciones de Bélgica y San Marino, el meta Thibaut Courtois compareció ante los medios y desmintió que haya sufrido ataques de ansiedad. «Sé lo que supone ser jugador de élite. Estoy muy feliz y no tengo esos problemas. Pido responsabilidad y respeto. Creo que es una falta de respeto al jugador y a la gente que sufre eso de verdad», aseveró.

Asimismo, el arquero del Real Madrid aseguró que tanto él como el resto del equipo se esfuerzan por lograr que el público del Santiago Bernabéu cambié los pitos por aplausos. «La gente del Bernabéu siempre es un público crítico, eso lo sabemos, y haremos todo con el equipo para que ellos también rompan a aplaudir», indicó.

Finalmente, Thibo dejo claro que ya se ha recuperado de sus problemas físicos y que actualmente trabaja para recuperar su mejor nivel. «Me siento bien ahora. Era una gripe muy fuerte y que no era agradable pero ahora ya estoy recuperado. Pude entrenar lunes y martes casi entero con el equipo y ayer hice todo. Me siento de nuevo con fuerzas, que había perdido bastantes kilos también. Ahora ya recuperado y bien», explicó.