Protagonista de numerosos rumores durante los últimos días, el central galo Raphaël Varane ha dejado claro que por el momento no tiene intención alguna de aclarar si continuará vinculado al Real Madrid el curso que viene o si, como hoy reafirma Marca, buscará nuevos horizontes en verano. «No tengo ganas de hablar de mi futuro. No tengo la costumbre de hablar públicamente sobre mi futuro», aseveró.

Eso sí, durante su conversación con Le Parisien, el futbolista reconoció que se siente muy feliz por el regreso de Zinedine Zidane al cuadro merengue. «Nueve meses es poco tiempo. Es como si se hubiera ido ayer. Realmente aprecio al hombre y al técnico. Fue muy importante para mí. Es curioso, porque tenía las mismas dudas que él antes de su debut como entrenador en enero de 2016 y de mi actuación antes del Mundial 2018. Logró silenciar a los críticos de forma muy hermosa y demostró su capacidad para liderar el club más grande del mundo (...) Trato de transmitir serenidad y motivación a mis compañeros. Forzaría mi naturaleza si gritara o golpeara las paredes. Algunos hacen mucho ruido por nada y no sirven de ejemplo. Cuando yo hablo, me escuchan. Me va muy bien. Esto es algo que aprendí de Zizou. Pude observar su forma de proceder. Inspira un profundo respeto en un vestuario como el de Real sin tener que hablar en voz alta», explicó.