Zinedine Zidane mantiene su fe en Karim Benzema. Aunque ante el modesto Al Jazira, el delantero galo volvió a mostrarse totalmente negado de cara a puerta, el preparador del Real Madrid aprovechó la rueda de prensa posterior al choque para salir en defensa de su pupilo y garantizar que no exigirá el desembarco de otro punta durante el mercado invernal.

«Ha estado muy bien y no voy a pedir que traigan un delantero. Todos pueden opinar. Ha hecho un buen partido. Los de arriba han creado ocasiones y estoy decepcionado por él porque no ha querido entrar. Hay que pensar en recuperar. Estoy contento con el partido de todos», espetó.