La renovación de Íñigo Martínez parece en punto muerto. Y es que el diario Noticias de Gipuzkoa apunta a que la Real Sociedad y el central no hablan desde el pasado mes de octubre.

En aquella ocasión, la entidad vasca propuso al defensa ser el cuarto jugador mejor pagado de la plantilla pero lo cierto es que las pretensiones de uno de los jugadores que más importancia ha tenido en los últimos. Si su contrato, que termina en junio de 2017, no se prolonga, las tentativas de varios clubes europeos podrían aumentar.