La Real Sociedad perdió el pasado verano a la gran estrella del equipo Antoinne Griezmann. Parte de los 30 M€ que recibieron del Atlético de Madrid los invirtieron en la contratación de Alfred Finnbogason. Sin embargo, el delantero finlandés no ha sido capaz de justificar su precio (8 M€) y su aportación al equipo se reduce a dos goles, una pobre cifra que achaca por lo poco que juega.

«Mi situación en el equipo ha sido diferente a la de los últimos años. Jugaba 90 minutos cada semana y para delantero esa continuidad es muy importante, lo notan hasta los jugadores más grandes que yo, porque falta confianza y es difícil hacer algo en 15 minutos. Por eso estoy luchando para cambiar mi situación aquí», ha comentado el islandés que sólo ha sido titular en cinco partidos de Liga.

En la rueda de prensa que ha ofrecido también ha hablado de su futuro. Pese a ser la mayor decepción del conjunto donostiarra, no tiene pensado salir en verano: "Yo sólo pienso en lo concreto, tengo tres años más de contrato, y no estoy pensando en nada más, quiero demostrar en la próxima pretemporada todo lo que puedo hacer".