«Seguramente cumpla el año que me queda, si, si. No pienso en nada más, un año de contrato y terminar. Más claro no puedo serlo». Así anunciaba el miércoles Carlos Vela su intención de dejar la Real Sociedad en junio de 2018, que es la fecha en la que expira su actual contrato.

El atacante de 28 años, pieza clave de una escuadra en la que lleva 34 partidos y 8 goles esta campaña, ha sido por tanto claro con sus intenciones. Aunque ahora la pelota está en el tejado del club donostiarra, como bien explica Mundo Deportivo. ¿Agotar su contrato o intentar venderlo este verano y sacar algo de beneficio? Un dilema que debe ser resuelto en las próximas semanas.