Philippe Montanier dice adiós. Tras certificar la presencia de su equipo en la próxima edición de la Champions League, el técnico se despide de la Real Sociedad para iniciar una nueva aventura en el Rennes. «Tenía dos posibilidades. Un año en la Real, interesante porque significaba jugar la Champions, u otro proyecto a tres años en Rennes. Ha sido una elección profesional. Desgraciadamente voy a ganar un poco menos dinero, pero ése no es mi motor para trabajar», explicó.

Durante la rueda de prensa en la que se despidió de jugadores, ayudantes y afición, el técnico mandó un mensaje alentador a la parroquia al asegurar: «Pienso que ningún jugador va a salir este verano de la Real, tienen un gran futuro».