El camino hasta el final de temporada no va a transcurrir por el sendero de ilusión y esperanza por acabar alcanzando al menos ese 7º puesto en la tabla. Para esto, urgía establecerse en una racha de victorias que se ha visto frenada en Cornellá, donde el equipo cayó con el Espanyol al fin de semana, suponiendo una traba para sus aspiraciones.

Con el tropiezo reciente, la Real Sociedad tiene claro que su futuro no va acompañado de la continuidad de Eusebio Sacristán en el cargo. Según Diario Vasco, la decisión ya está tomada y la separación oficial tendrá lugar al término de la presente campaña. Hasta entonces, se cree que el equipo continuará vagando en posiciones de media tabla sin alcanzar el objetivo del club, que no es otro que entrar en puestos europeos. A pesar de esto, los donostiarras no tienen la intención de prescindir de sus servicios con anterioridad, abogando por continuar su línea hasta verano, cuando puedan introducir un nuevo proyecto y asentar las bases del mismo.