El central Iñigo Martínez, fichado por el Athletic Club durante el último mercado invernal, ha culpabilizado directamente al presidente de la Real Sociedad, Jokin Aperribay, de su salida del club donostiarra y le ha acusado de no hacer nada para retenerle.

«Llamaba a mi entorno como si nada, sabiendo lo que podía pasar y parecía que era el único que no se enteraba o no se quería enterar. Y una vez más me llevé una decepción porque vi que no ponía nada de su parte para decir: ‘Quedamos mañana mismo para hablar’. Si tanto me aprecias y tanto me estás diciendo que no te vayas, que eres un pilar de la Real… Las palabras se las lleva el viento y no hizo nada. O se hizo el loco o no se quiso enterar. Pero fue otra patada en el culo, porque vi que no hacía nada para retenerme en la Real», espetó.

Igualmente, el zaguero se mostró molesto por el hecho de que, en otras ocasiones, el mandatario hubiese actuado de una manera muy distinta. «Veía que el trato conmigo era totalmente diferente. Asumes ese tipo de cosas y llega un momento en el que tienes que tomar una decisión. Soy defensa, vengo de casa, dejo una cantidad muy importante. Otros se han ido gratis y les han hecho la ola», concluyó.