Aunque aún no ha disputado ni un solo minuto de juego en lo que llevamos de temporada, el centrocampista Álvaro Aguado no se plantea abandonar las filas del Real Valladolid durante el cada vez más cercano mercado invernal. El jienense, de 23 años, formó parte de la operación que permitió el desembarco de Sergi Guardiola desde el Córdoba en enero de 2019.

«Todos los jugadores pasamos por esto, aunque no nos guste. Me quedo con que me va a hacer más fuerte y tendré más experiencia cuando tenga la oportunidad. Estoy contento en el equipo. Solo me falta lo más importante, que es jugar», indicó en declaraciones que recoge el diario As.