La cantidad de movimientos que acometa el Sevilla penden directamente de aquellos que produzca de forma interna. Es decir, que según las salidas, los hispalenses se lanzarán a la compra de más o menos jugadores, y entre las probables bajas está la figura de Clément Lenglet, cuya lista de posibles reemplazos ya es extensa, pero que presenta a algunos nombres muy destacados en la lista de Joaquín Caparrós.

Entre ellos, y como ya ha sido señalado con anterioridad, está el nombre de Mateo Musacchio, quien se habría ganado ser una opción predilecta y que, según El Desmarque, ya habría hecho moverse al club de Nervión, tanteando las condiciones de su traspaso. Este supondría la mitad del ingreso de una hipotética vente del central galo, puesto que el AC Milan reclamaría los 18 M€ que le costó el argentino el pasado verano. Musacchio tiene especial aval para la dirección deportiva, puesto que su conocimiento de la competición, y una excelsa muestra de sus condiciones en la misma en las filas del Villarreal, son motivos para decantarse por su fichaje.