Mientras sigue trabajando en cerrar la incorporación del madrileño Álvaro Morata desde el Chelsea en calidad de cedido, el Atlético de Madrid busca encontrar acomodo a algunas de las piezas que no han rendido al nivel esperado y cuya marcha dejaría hueco al internacional español. Uno de los que está en el centro de los rumores es el croata Nikola Kalinic.

Llegado el pasado verano desde el AC Milan y secundario en los planes de Diego Simeone, el balcánico por el que se pagaron 15 M€ tiene contrato hasta junio de 2021. Ahora, según destaca el diario As, el Sevilla ha aparecido en escena en forma de posible destino después de haber intentado su incorporación el pasado verano. Pese a que no tiene urgencias a este respecto dada la presencia de Ben Yedder, André Silva y Munir en sus filas, el cuadro hispalense jugará sus cartas en esta posibilidad.